PANCHO LEE LA BIBLIA PARTE 68: SEIS SEIS SEEEIIIISS

¡Alelu-JAH! Hemos llegado al útimo libro de la Biblia, ¡el APOCALIPSIS! Dios has estado prometiendo destruir el mundo por mucho tiempo, y es hora de que cumpla. Veamos si realmente era en serio. Este capítulo promete ser muy emocionante, ¡leamos!

APOCALIPSIS 1-2: El Apocalipsis es un libro escrito por el apóstol Juan, en el cual describe una visión del futuro que según esto le envió Dios.

La visión comienza con Juan frente a un ángel con aspecto terrible: Tiene ojos de fuego, pies de latón y su lengua es una espada de doble filo. El ángel regaña a Juan porque últimamente se ha olvidado de la virtud más importante para los cristianos, la caridad. También le dice que pronto castigará a todos los incrédulos, pecaminosos y fornicadores de la tierra.

APOCALIPSIS 3: El ángel dice que Dios aborrece a los tibios y los mediocres:

Yo conozco tus obras, que ni eres frío, ni hirviente. ¡Bien que fueras frío, o hirviente!
Mas porque eres tibio, y no frío ni hirviente, yo te vomitaré de mi boca.

APOCALIPSIS 4-5: Juan llega ante un trono, que está rodeado de 24 tronos más chiquitos y tiene delante de él siete lámparas. Este libro está lleno de objetos misceláneos y números. No me molestaré en tratar de adivinar el significado de estas cosas porque no parecen tener sentido y la verdad no me importa tanto. Alrededor del trono también están los ángeles monstruosos que se le aparecieron a Ezequiel, las quimeras con cabezas de becerro, hombre, león y águila. Estos ángeles terribles se la pasan cantando himnos a Dios. En el trono central está sentada una figura que tiene un libro con siete sellos. De repente, Juan se pone a llorar. Está sobrecogido por está visión tan extraña y surreal. Luego se aparece un cordero muerto, pero que aún se mueve y tiene siete cuernos y siete ojos, se supone que representa a Jesús. El cordero zombi mutante toma el libro mientras todos los ángeles y criaturas espeluznantes de alrededor se arrodillan y cantan himnos que lo glorifican. 

APOCALIPSIS 6: El cordero abre los sellos del libro uno por uno, y cada sello libera a un jinete monstruoso que lanza maldiciones y desgracias sobre la humanidad. Dios mata a millones de humanos con pestilencia, guerra y hambre. Al abrir el quinto sello, aparecen las almas de todos los mártires que murieron por causa de su fe, y le exigen a Dios que cobre venganza por lo que ellos tuvieron que pasar.

Y clamaban a alta voz diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, Santo y Verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre de los que moran en la tierra?

Nombre, lo bueno es que la caridad es super importante para los cristianos.

continúan las desgracias conforme se van abriendo los sellos: grandes terremotos, se apaga el sol, la luna se pone roja como sangre y las estrellas se caen del cielo. Los humanos que aún sobreviven se esconden en cuevas, aterrorizados.

APOCALIPSIS 7-8-9: Los ángeles separan a las personas "justas" para que no sigan sufriendo en la tierra. El cordero abre el séptimo sello, y salen siete ángeles que tocar siete trompetas. Esta fanfarria celestial hace que llueva granizo, sangre y fuego sobre la tierra. Cae un meteoro en el océano, que convierte un tercio de toda el agua en sangre. Cae otro meteoro en un río, y hace que la tercera parte del agua dulce se vuelva amarga. Se destruyen un tercio del sol, la luna y las estrellas, lo cual envuelve a la tierra en oscuridad.

Un tercer meteoro o cometa cae en la tierra y abre un cráter abismal, del cual sale una cantidad inmensa de humo que oscurece todavía más el cielo. Del pozo infernal sale una plaga de langostas monstruosas, con cara de humano y coronas doradas sobre sus cabezas, cabello largo y sedoso digno de un comercial de Caprice, corazas de hierro, y colas de escorpión. También sale del pozo el rey de las langostas, un ángel demoniaco llamado Abadón.

Dios  SÍ  le da alas a los alacranes.

Dios le da alas a los alacranes.

Aparece un ejército de doscientos millones de ángeles montados en caballos con cabeza de león y cola de serpiente, que matan a un tercio de la humanidad. Aún así, los humanos que sobreviven siguen adorando a sus ídolos paganos.

APOCALPISIS 10: Llega un ángel de fuego con un libro en la mano. Una voz del cielo le ordena a Juan tomar aquel libro y comérselo. Él obedece. El libro sabe dulce como la miel pero le causa malestar en su estómago, porque los libros no se comen.

APOCALPISSPISS 11-12: Aparece una mujer embarazada en el cielo, parada sobre la luna. La mujer da a luz y el ese momento un dragón rojo con siete cabezas, siete coronas y diez cuernos se trata de comer al niño recién nacido, pero en ese momento llega un ejército de ángeles. Se desata una gran batalla entre ellos y el dragón, que es Satanás, y sus demonios. Aquí son revelados varios detalles interesantes sobre mi personaje favorito, Satán: es la serpiente que aparece en el génesis y convenció a Adán y Eva de comer del fruto del conocimiento. También nos dicen que Satán y sus demonios en realidad son ángeles, lo cual hace que la pelea entre ellos y los otros ángeles sea bastante absurda, pero este libro ya es como una alucinación delirante de alguien que fumó demasiado PCP (polvo de ángeles), así que lo absurdo no está fuera de lugar. Los ángeles vencen a Satanás y lo hacen estrellarse contra la tierra. Al caer, el dragón va tras la mujer que acaba de parir y trata de comerse a ella y su bebé, pero les salen alas y logran escapar de él. Frustrado, el dragón decide desquitarse matando a una multitud de personas inocentes.

APOCALISISPISPOS 13: Aparece otro monstruo terrible con siete cabezas, siete coronas y diez cuernos, pero no es el dragón. Esta bestia tiene aspecto como de leopardo, pies de oso, boca de león y tiene groserías escritas en sus cabezas. El dragón le comparte sus poderes con la bestia, lo cual le permite maravillar a las multitudes de humanos que deciden adorarla. La bestia se pone a decir groserías extremadamente irritantes y de mal gusto contra Dios, le hace toda clase de micro y macro-agresiones. Luego, aparece otra bestia más. Esta tiene una apariencia muy similar al cordero del cielo que abrió los sellos, pero es aliada de la otra bestia y del dragón, y también comparte sus poderes.

Por lo menos el fin del mundo tendrá música chida y ropa fabulosa.

La mayoría de la humanidad se pone a seguir y adorar a las bestias y el dragón, y persiguen y matan a quienes no comparten su fervor por sus ídolos demoniacos. La bestia-cordero le pone una marca en la frente o en la mano a sus seguidores. Esta marca es necesaria para comprar o vender cualquier cosa. 

Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia; porque el número es de hombre, y el número de él es seiscientos sesenta y seis.

APOCOLOCYNTOSIS 14-15: Mientras tanto, en el monte de Sión, las personas que han sido elegidas por Dios para salvarse están felices de la vida viendo como sufre la humanidad y se destruye la tierra. Se la pasan cantando y tocando harpas junto con los ángeles y los santos. Como es la Biblia, no podían dejar pasar el último libro sin decir que las mujeres son impuras y profanas:

Estos son los que con mujeres no son contaminados; porque son vírgenes. Estos siguen al Cordero por dondequiera que fuere. Estos son comprados de entre los hombres por primicias para Dios, y para el Cordero.

Una razón más para ser volcel.

El coro celestial se regodea de las desgracias de los pecadores y se deleitan de los castigos crueles que les lanza Dios.

APOCOLOPOSTROPOS 16-18: Salen siete ángeles a liberar todavía más plagas y tormentos sobre la humanidad. Uno de los ángeles lleva a Juan al desierto, para que vea a la ramera de Babilonia:

Y me llevó en el espíritu al desierto; y vi una mujer sentada sobre una bestia de color grana, que estaba llena de nombres de blasfemia y que tenía siete cabezas y diez cuernos.
Y la mujer estaba vestida de púrpura y de grana, y dorada con oro, y adornada de piedras preciosas y de perlas, teniendo un cáliz de oro en su mano lleno de abominaciones y de la suciedad de su fornicación;
y en su frente un nombre escrito: MISTERIOS, BABILONIA LA GRANDE, MADRE DE LAS Y DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA

¡Merol!

La Ramera está ahí nomás montada en su bestia, bebiendo la sangre de los inocentes. El ángel le explica a Juan qué simboliza cada cabeza de la bestia y cada cuerno y así con todos los elementos, pero su explicación no tiene nada de sentido. Lo único que tenemos que entender es que Dios está muy enojado con Babilonia y la va a destruir.

ACAPOLIMPOS 19-20: Los tronos del cielo, los ángeles y todas las almas que fueron salvadas se ponen a alabar a Dios y a festejar la boda del Cordero. Al parecer se va a casar, quién sabe con quién.

Aparece un ángel horroroso llamado Fiel y Verdadero, con ojos de fuego, lengua de espada y ropa teñida de sangre. Él y un ejército de ángeles pelean contra la Bestia y el falso Profeta, y los arrojan a un lago de azufre y fuego. ¡Pobrecitos! :(

Otro ángel amarra al dragón Satanás con cadenas, lo lanza al abismo del infierno y lo encierra ahí por mil años. Después de estos mil años, Satán se escapa del abismo para volver a engañar a la humanidad (sorprendentemente todavía quedan sobrevivientes). Si embargo, los ángeles lo arrojan inmediatamente al lago de azufre, donde es atormentado junto con la Bestia y el falso Profeta por el resto de la eternidad.

Todos los muertos se levantan de sus tumbas para ser juzgados. Dios abre el libro de la vida, que tiene los nombre de quienes se van a salvar. Las personas cuyos nombres no aparecen en el libro son lanzadas también al lago de azufre. Y de pasada también echan ahí a la mismísima muerte y al Hades (¿¿??).

ACPOLIMPISCASMPLIS 21-22: Finalmente, todo el planeta queda destruido. Aparece una nueva tierra, donde se encuentra la Nueva Jerusalén. Resulta que esta es la novia del Cordero. Según esto que la homosexualidad es mala pero aquí se casan animales con ciudades, eso sí es el colmo del libertinaje. 

En Nueva Jerusalén no existe la tristeza, la muerte ni el hambre. Todo es felicidad y gozo. Su arquitectura es extremadamente peculiar: Es básicamente un cubo dorado gigante, con doce puertas a sus lados que representan las doce tribus de Israel y los doce apóstoles. Todas las paredes de este cubo de oro están adornadas con piedras preciosas y perlas. En medio de la ciudad hay un lago en cuyo centro está el trono de Dios y también el árbol de la vida. 

El ángel que guía a Juan a través de este viaje astral le aconseja abstenerse de los pecados, porque se supone que pronto se cumplirán estas profecías.

RESEÑA DEL APOCALIPSIS: Un libro psicodélico, brutal, violento y sin sentido, pero aún así mucho más entretenido que la mayoría de los libros de la Biblia. Casi no hay relleno ni capítulos mierda. Lo común de la Biblia es que los libros terminen de una forma anticlimática, pero el Apocalipsis logró vencer ese vicio para cerrar la narrativa con broche de oro (relativo). Dios cumple sus amenazas de destruir el mundo y la humanidad, y confirma la sospecha de que en realidad no se reformó para nada en el Nuevo Testamento. No me gustó que maltratara de manera terrible a su fiel sirviente, Satanás, con el que antes se divirtió tanto atormentando a Job, pero supongo que sintió la necesidad de encontrar un chivo expiatorio para echarle la culpa de la desobediencia de la humanidad.

CALIFICACIÓN: 4 de 8 tentáculos.

Amiguito: ¡Lo hemos logrado! Ahora somos, oficialmente, expertos en la Biblia y podemos ser pedantes y corregir a cualquier persona que pretenda conocer su contenido. Te felicito y agradezco por acompañarme en este viaje a través del espacio y tiempo, en el cual conocimos a todo tipo de personajes y culturas. En el siguiente capítulo escribiré mis conclusiones sobre esta odisea de año y medio en la que nos hemos embarcado. Nos vemos en una semana para que me acompañes en el último capítulo de PANCHO LEE LA BIBLIA.