PANCHO LEE LA BIBLIA PARTE 53: Ezequiel

¡Hola amados lectores! Es un capítulo más de PANCHO LEE LA BIBLIA. Esta semana terminaremos de leer el libro de Ezequiel, es un entrega corta pero útil, informativa, nutritiva y valiosa. Aquí va: 

EZEQUIEL 24: Dios mata a la esposa de Ezequiel y le prohíbe ponerse de luto. Pero también hay noticias buenas, Dios le regresa la habilidad de hablar que le había quitado. Ya ven que cuando Dios cierra una puerta abre una ventana o algo así.

EZEQUIEL 25-36: Capítulos mierda con las profecías de destrucción que ya nos sabemos.

EZEQUIEL 37: Dios le manda otra visión a Ezequiel, donde ve una montaña de huesos. Dios le manda que le ordene a los huesos que cobren vida y se animen. Los huesos se regeneran en forma de esqueletos y hasta les vuelve a salir carne, se convierten en un ejército de cadáveres reanimados. Dios dice que de esa manera va a revivir a Judá e Israel, y los va a reunir como un sólo reino de nuevo. No sé qué le dio a Dios en este último libro de hacer demostraciones tan artísticas.

EZEQUIEL 38-40: Más profecías.

EZEQUIEL 41-46: Dios le ordena a Ezequiel que vuelva a construir el templo en Jerusalén. Le da una serie interminable de medidas muy específicas de cómo debe ser construido. También le dicta una bola de reglas nuevas que se deben de seguir para los rituales del templo. Estas siempre son las mejores partes de la Biblia, son fabulosamente entretenidas e interesantes.

EZEQUIEL 47-48: Dios vuelve a repartir el territorio de Israel entre las 12 tribus.

RESEÑA DEL LIBRO DE EZEQUIEL: Estos libros de los profetas son bastante malos, pero por lo menos en este fue divertido ver como Dios tortura a Ezequiel con visiones terroríficas, obligándolo a comer popó y hacer performances, dejándolo mudo y matando a su esposa. Los demás profetas parecen ancianos amargados y sádicos que se alegran de las desgracias que están por caerle a Judá, pero Ezequiel parece que no está disfrutando para nada ser elegido como vocero de su dios guerrero y sanguinario, lo cual lo hace un poco más simpático para el lector.

CALIFICACIÓN: 2 de 8 tentáculos.

¡Eso es todo por esta semana, amiguitos! La siguiente semana leeremos el libro de DANIEL. ¡Hasta entonces!