PANCHO LEE LA BIBLIA PARTE 32: Las travesuras de David.

Sé lo que piensas: "Ya llegó el fin de semana, por fin descansaré del arduo y cansado trabajo. Probaré una cornucopia de alimentos deliciosos, y tomaré toda clase de bebidas. Consumiré cantidades generosas de drogas, bailaré y festejaré hasta que el suelo se desgaste y nada pueda crecer en él. Pero, ¡Ay de mí! ¿Dondé saciaré mi curiosidad intelectual? Hay un vacío dentro de mí que no puede ser llenado con comida". No temas, dulce lector, ya llegó PANCHO LEE LA BIBLIA para satisfacer tus necesidades superiores en la jerarquía de Maslow.

Descubramos qué emocionantes aventuras tienen David y sus amigos.

2 SAMUEL 8: David mata a muchos y esclaviza a más. Extiende su reino hasta el Río Eufrates.

2 SAMUEL 9: Uno de los hijos de Jonatán sobrevivió la guerra, se llama Mefi-boset y no tiene pies. David lo manda a traer para conocerlo, decreta que Mefi-boset heredará todo lo que era de Saúl, y asigna a unos de los ex-siervos de Saúl, llamado Siba, a que administre todas las tierras del hijo de Jonatán.

2 SAMUEL 10: Se muere el rey de los amonitas y su hijo, Hanún, hereda su puesto. David le manda mensajeros para ofrecerle sus condolencias, pero Hanún sospecha que son espías, les rapa la mitad de la barba y les corta sus vestidos a la mitad "hasta las nalgas" antes de echarlos de ahí.

Cuando David se entera del trato humillante que le dieron a sus mensajeros, manda a Joab con su ejército a responder por esa ofensa. Los amonitas se habían anticipado a esto y también mandaron a su ejército, junto con otro de mercenarios sirios. Sin embargo, Joab los vence a todos, y los sirios hacen la paz con Israel (¡Ja!).

2 SAMUEL 11: David manda a Joab a que ataque a los amonitas, mientras tanto él se echa una siesta. Cuando se despierta de su siesta, se pasea un rato por su jardín, disfrutando de las cosas simples de la vida. Es entonces cuando se topa con una mujer hermosa que se está bañando. Ella es Betsabé, esposa de un tal Urías. David duerme con Betsabé y conciben un hijo. Cuando David se entera de esto, manda a traer a Urías a su casa.

Urías llega a la casa de David, y él le hace plática sobre una bola de cosas inconsecuentes, sin tocar el tema de Betsabé. Luego lo regresa a su casa. ¿Lo trajo para nada entonces?. Sin embargo, Urías no quiere estar en su casa, porque se siente culpable de que haya israelitas peleando contra los amonitas, y él no esté luchando a su lado.

Entonces David le manda una carta a Joab diciéndole lo siguiente: Pondrá a Urías en la primera fila del ejército y lo abandonará para que los amonitas lo maten. ¡Qué mamón! Joab hace como el rey le ordenó, y los amonitas lo matan. Cuando David se entera de que su plan se realizó exitosamente, se casa con Betsabé. Tan simpático que había sido David hasta ahora, ¡qué decepción!

2 SAMUEL 12: El profeta Natán va a visitar a David para decirle las palabras del SEÑOR: Dios está muy enojado con él por la canallada que hizo con Urías, y lo va a castigar matando a su hijo.

El hijo que acababa de dar a luz Betsabé se enferma. David ayuna y le ruega a Dios que tenga piedad por siete días, mas al séptimo día el niño se muere. Cuando esto sucede, David deja de ayunar. A sus sirvientes se les hacer raro que deje de ayunar y de estar en luto justo cuando se muere el bebé, pero David les dice: "¿Ya qué? Ya se murió". David no pierde nada de tiempo, va con Betsabé y concibe otro hijo, al cual le pone Salomón (tengo el presentimiento que este va a ser el hijo importante).

Mientras tanto, Joab está a punto de terminar el asedio de Rabá, la ciudad de los amonitas. Le llama a David para que les dé el golpe de gracia. David va hacia allá, asedia y destruye la ciudad, mata al rey y le roba su corona fabulosa, que es de oro y está repleta de joyas. También toma a toda la gente de Rabá, y los corta con sierras, los tritura con trillos de hierro, los decapita con hachas y los cocina en hornos. Y hace lo mismo con todos los pueblos de Amón.

Parece que David ya llegó a la parte que llegan todos los protagonistas de la Biblia, donde eventualmente se convierten en asesinos dementes. ¿Romperá David con el ciclo? Lo tendremos que descubrir en el siguiente número de PANCHO LEE LA BIBLIA. ¡Hasta luego!