PANCHO LEE LA BIBLIA PARTE 24: Testarudeces de los Jueces

¡He aquí otra excitante entrega de PANCHO LEE LA BIBLIA! En esta ocasión terminaremos de leer el libro de los Jueces, y esta vez el final es bastante... diferente. ADVERTENCIA: Si te gusta la violencia de género te gustarán estos capítulos. ¡Leamos!

JUECES 19: Había un levita cuya esposa le había sido infiel, y ella regresó a casa de su padre a Belén. El levita fue tras ella para tratar de convencerla de que volviera con él, y se queda en la casa de su suegro. Cada vez que intenta irse, su suegro lo detiene y lo convence de que se quede un dia más, hasta que ya se harta el levita de las insistencia del suegro y se va, con su esposa, de regreso a su casa en el monte de Efraín.

De regreso, se detienen en una ciudad llamada Gabaa para pasar la noche ahí. Un anciano los hospeda en su casa. Pero cuando están cenando, los interrumpen unos hombres adoradores de Belial que tocan a la puerta. Quieren que el anciano saque a la pareja extranjera para que los puedan conocer (se me hace familiar esta escena). El anciano les ruega que no comentan tal barbaridad, en vez, les ofrece a su hija y a la esposa del levita para que las ultrajen, pero violarse a un hombre sería demasiado monstruoso. Estas personas siempre ofrecen a sus hijas con demasiada facilidad. ¿Por qué no mejor dicen "viólenme a mí, pero no violen a nadie más"?

Pero como ya era de esperarse, no quisieron hacer caso. Entonces el levita agarra a su esposa y la saca de la casa, para que estos hombres hagan como les plazca con ella. La violan toda la noche hasta que amanece, y la dejan tirada en la calle.

Cuando el levita se despierta (no crean que batalló para dormir), sale a la puerta, le ordena a su mujer que se levante para que puedan seguir con su camino. Cuando la mujer es incapaz de obedecer, él la recoje y la sube a su burro, y se regresan a su casa.

Cuando llegan a la casa, el levita toma un cuchillo y despedaza a su esposa en doce partes, las cuales esparce por todo Israel. ¡Qué cuento tan adorable! 

JUECES 20: Se congregan las doce tribus de Israel para discutir el crimen horrendo que acaba de suceder. El levita les cuenta que los habitantes de Gabaa, que son de la tribu de Benjamín, violaron a su esposa hasta matarla (omitió algunos detalles). Los pueblos de Israel le ordenan a la tribu de Benjamín que entreguen a estos criminales adoradores de Belial, para que sean castigados, sin embargo los hijos de Benjamín se niegan, y se juntan en Gabaa para prepararse a pelear contra el resto de Israel.

Los ejércitos de Israel atacan la ciudad de Gabaa dos veces, pero en ambas ocasiones los hijos de benjamín los vencen, y matan a como veintemil israelitas en cada ocasión. En el tercer intento, los Israelitas planean una emboscada, atacan a Gabaa y luego huyen, para que los ejércitos de Benjamín los sigan, y ya afuera de las paredes de la ciudad, los rodean y los vencen. Cuando los hijos de Benjamín se voltean para huir, ven que los israelitas han incendiado la ciudad mientras ellos no estaban. Los israelitas matan a la tribu de Benjamín hasta casi exterminarla.

JUECES 21: Las tribus de Israel prometen que nunca dejarán que una mujer de sus tribus esté con un hombre de la tribu de Benjamín, en respuesta al repugnante crimen que cometieron. Sin embargo, después de un rato se compadecen de ellos, porque mataron a todas sus mujeres, y ahora no tienen con quién casarse, pobrecitos. 

La solución que encuentran es la siguiente: Escojen el pueblo de Jabes-galaad, que no había atendido a la congregación. Mandan a sus ejércitos allá a que maten a todos los hombres, niños, y mujeres que han conocido ayuntamiento con varón. A las vírgenes las capturan y se las dan a los de Benjamín. Sin embargo, no son suficientes, entonces les dicen a los hombres de Benjamín que vayan a la ciudad de Silo, y que rapten de ahí a las mujeres. 

Fantástico, una mujer fue violada, y resuelven el problema raptando, violando y asesinando a miles de mujeres más. Esa es la definición de justicia, ¡por eso este libro de llama JUECES!

Reseña del libro de los Jueces: Este libro es bastante diferente a los otros anteriores de la Biblia. La narrativa se mueve mucho más rápido, saltando de historia a historia y de protagonista a protagonista en pocos capítulos. Yo pensaba que la biblia ya no se podía poner más violenta, pero este libro rompió el record, y retrata las múltiples matanzas con lujo de detalles: dagas en panzas, estacas clavadas en cráneos, violaciones brutales, etc.

La historia de Sansón destaca entre las demás por su tono errático y surrealista. No parece tener pies ni cabeza, el mensaje parece ser "hay que desconfiar de las mujeres".

Lo que realmente me sorprendió fue el final del libro, por lo moralmente repugnante que es la última historia. Los demás libros de la Biblia pecan de ser anticlimáticos pero este no. En general, el libro de los Jueces es bastante menos aburrido que los libros que le preceden, a excepción del Génesis, que está más o menos al mismo nivel.

Calificación: 3 de 8 tentáculos.