PANCHO LEE LA BIBLIA PARTE 21: Patrón de fornicación

La Biblia nos enseña en el Génesis que el conocimiento tiene la capacidad de transformarnos en dioses. ¿Qué otras perlas de sabiduría podemos encontrar en la Biblia? Descubrámoslo juntos, oh amado lector. Como la serpiente invitó a Eva a comer de la fruta del conocimiento, yo te invito a que alimentes tu cerebro con las dulces aguas que emanan de la fuente de mi blog. Esta semana abriremos un nuevo libro de la Biblia: ¡Los Jueces!

JUECES 1: Josué ha muerto y Dios elige un nuevo líder de Israel: Judá. Judá sigue invadiendo y conquistando ciudades, pero ahora no exterminan a toda la gente, sino que les permiten vivir y los hacen tributarios.

JUECES 2: Pasa una generación y los israelitas comienzan a adorar a los dioses paganos de sus pueblos vecinos. El que les tocó a ellos es medio antipático y supongo que cualquier otro dios se ve muy atractivo comparado con el suyo. Desgraciadamente, el Dios de Israel es muy celoso y temperamental, aparte de sus otros defectos, y se enoja con los israelitas.

Dios hace que los gentiles comiencen a atacar a los israelitas, y éstos, como ya no tienen a Dios de su lado, pierden todas las batallas y son esclavizados. Sin embargo, Dios no los abandona por completo y elige jueces para que guíen al pueblo y los liberen. Pero el pueblo no les hace caso y siguen fornicando y adorando otros dioses, es demasiado divertido y se les hace fácil. Dios se da por vencido y deja a los israelitas a su suerte.

JUECES 3: Eventualmente los israelitas se cansan de ser esclavos y le piden clemencia a Dios. Dios les elige a un Juez llamado Otoniel y él los libera. Pero en cuanto se relajan los israelitas comienzan otra vez a fornicar y adorar a dioses paganos, entonces Dios los entrega en las manos de los moabitas.

Dieciocho años después, los hijos de Israel vuelven a clamar a Dios para que los libere, y él les elige a otro juez salvador: a un tal Aod. Su atributo distintivo es que es zurdo. Aod va a ofrecerle un regalo al rey de Moab, y cuando el rey lo recibe, Aod saca un cuchillo que tenía esconido y se lo entierra en la panza. El rey de Moab se caga, y no porque estuviera enojado:

Mas Aod estiró su mano izquiera, y tomó el cuchillo de su lado derecho, y se lo metió por el vientre;
de tal manera que la empuñadura entró también tras la hoja. y la grosura encerró la hoja, que él no sacó el cuchillo de su vientre; y salió el estiércol. 

Después de esta vívida escena, Aod se escapa y regresa con todos los israelitas, que luchan contra los moabitas y los matan. Consiguieron liberarse por ochenta años.

JUECES 4: Después de que muere Aod, los hijos de Israel vuelven a desobedecer a Dios, y vuelven a ser esclavizados por los gentiles. Entonces surge una profetisa llamada Débora y ella gobierna a Israel. La primer mujer importante en la Biblia desde Eva. 

Débora va a atacar a los gentiles y lleva a su chalán, Barac. Vencen al general de los gentiles, que se llama Sísara y él huye y se refugia en la tienda de una mujer llamada Jael. Jael lo acepta y lo esconde debajo de una manta, pero resulta que Jael es descendiente de Hobab, el cuñado de Moisés. Sísara le pide a Jael un vaso de agua y ella le trae un vaso de leche. ¡Mmmm! Refrescante. Luego le clava una estaca en la sien, le atraviesa la cabeza y lo deja clavado al piso. 

JUECES 5: Débora y Barac cantan un himno que celebra su victoria. Incluye versos de belleza sublime como este:

Cayó encorvado entre sus pies, quedó tendido; entre sus pies cayó encorvado; donde se encorvó, allí cayó muerto.

JUECES 6: Los israelitas vuelven a desobedecer a Dios y ahora los madianitas los empiezan a atacar. Dios elige como profeta a Gedeón. Le ordena destruir el altar al dios Baal que era de su papá, y talar el bosque que está al lado de su casa (¿el bosque qué culpa tiene?). Al papá le vale madre que destruyeran su altar. 

Gedeón le hace una bola de pruebas a Dios, para asegurarse de que sí sea quien dice. Dios por alguna razón no se enoja y cumple todas las pruebas que le pone Gedeón.

JUECES 7: Gedeón junta un ejército de 20,000 soldados, pero Dios le dice que pelee sólo con 300, para que no vayan a pensar que ganar gracias a su fuerza y no a la ayuda de Dios. Pelea contra los madianitas con sus 300 soldados y los vence.

JUECES 8: Los reyes de Madián huyen de Gedeón y él los persigue. Llega a una ciudad llamada Sucot, y Gedeón les pide a sus gobernantes comida para sus soldados. Los príncipes de Sucot le dicen que sólo hasta que les traiga las cabezas de Zeba y Zalmuna (los reyes madianitas) le darán de comer. Gedeón los amenaza y va a pedir pan a otra ciudad, donde le dicen lo mismo. A ellos también los amenaza.

Sigue persiguiendo a Zeba y Zalmuna y finalmente los alcanza y los captura. Regresa a las ciudades donde le negaron ayudarlo, golpea a los ancianos de las ciudades con espinas, y luego mata a todos en las ciudades. Luego asesina a Zeba y Zalmuna.

El pueblo de Israel le pide a Gedeón que sea su líder, pero él se niega. Les dice que sólo Dios es su señor. En cambio les dice que le den setecientos siclos de oro. Con el oro se hace un vestido fabuloso.

Pasan los años, Gedeón se hace viejo y se muere. Y ¿qué creen? Que los israelitas se ponen a fornicar y adorar a otros dioses. ¡Qué sorpresa!

Creo que comienzo a ver un patrón en la narrativa. ¿Seguirá igual la siguiente semana? Sólo el tiempo lo dirá. Nos vemos en siete días en PANCHO LEE LA BIBLIA.