PANCHO LEE LA BIBLIA PARTE 40: Las fornicaciones de tu madre, y sus muchas hechicerías

¡BuuuUUUuuUUUuuuUU! Se avecina Halloween, la festividad más tenebrosa de todas. Con ella, ha llegado también otro espectracular capítulo de PANCHO LEE LA BIBLIA, donde aprenderemos sobre el más terroríficos de todos los monstruos, ¡YHWH! En este capítulo también nos despediremos de la bruja más famosa de todas, ¡Jezabel! Además: ¡Ríos de sangre y un muerto que revive! Todo muy adecuado para esta espantosa época. ¡Disfruten!

2 REYES 8: Ben-adad, el rey de Siria, está muy enfermo, y manda a su sirviente, Hazael, a que consulte con el profeta Eliseo si el rey ha de recuperarse. Eliseo le contesta que el rey puede sanarse, pero aún así va a morir. Luego se pone a llorar. 

Hazael le pregunta que qué le pasa, y Eliseo hace una predicción terrible:

Entonces le dijo Hazael: ¿Por qué llora mi señor? Y él respondió: Porque sé el mal que has de hacer a los hijos de Israel; a sus fortalezas pegará fuego, y a sus jóvenes matarás a espada, y estrellarás a sus niños, y abrirás a sus preñadas.
Y Hazael dijo: ¿Por qué? ¿Es tu siervo perro, que hará esta gran cosa? Y respondió Eliseo: El SEÑOR me ha mostrado que tú has de ser rey de Siria.

Después de esta terrible profecía, Hazael se regresa con su rey y le anuncia que Eliseo dijo que se sanaría. Cuando el rey se duerme, Hazael moja una tela con agua y la pone sobre el rostro del rey para ahogarlo. Le hizo waterboarding hasta que murió.

En este punto de la historia, el rey de Judá se llama Ocozías y el rey de Israel se llama Joram. Al parecer se les acabó la creatividad para inventar nuevos nombres y los empiezan a repetir, causando que todo sea mucho más confuso. 

Jorám y Ocozías atacan a Hazael, el nuevo rey de Siria, pero Joram sale herido y se enferma a causa de sus heridas.

2 REYES 9: Eliseo le da instrucciones a uno de sus discípulos: Ha de ir con un tal Jehú hijo de Josafat, y ungirlo como el nuevo rey de Israel, después de eso debe salir corriendo.

El joven profeta hace como le dijo Eliseo y unge a Jehú como rey, pero también se toma ciertas libertades creativas y le agrega de su cosecha al discurso:

...Así dijo el SEÑOR Dios de Israel: Yo te he ungido por rey sobre el pueblo del SEÑOR, sobre Israel.
Y herirás la casa de Acab tu señor, para que yo vengue la sangre de mis siervos los profetas, y la sangre de todos los siervos del SEÑOR, de la mano de Jezabel.
Y perecerá toda la casa de Acab, y talaré de Acab todo meante a la pared, así al guardado como al quedado en Israel.
...
Y a Jezabel la comerán los perros en el campo de Jezreel y no habrá quien la sepulte.

Jehú sale cabalgando a Jezreel, donde está Joram curándose sus heridas. Cuando los guardias de la torre lo ven, le preguntan "¿Hay paz?", pero Jehú básicamente les contesta que se abran o los abre. Esta información le llega a Joram, y él y Ocozías salen a enfrentarse a Jehú, quien les mienta la madre:

Y viendo Joram a Jehú, dijo: ¿Hay paz, Jehú? y él respondió: ¿Qué paz, con las fornicaciones de Jezabel tu madre, y sus muchas hechicerías?

Como puntuación a esta majadería, Jehú tira una flecha que atraviesa el corazón de Joram. Ocozías huye, pero de alguna manera se muere en la huída.

Jezabel se encierra en su casa para protegerse de el frenesí asesino de Jehú. Cuando él llega a las puertas de la casa, los eunucos de jezabel la traicionan y la arrojan por la ventana, murió defenestrada. Cuando cae al piso, su sangre se salpica por todos lados, luego Jehú la atropella con su caballo.

Jehú entra en la casa de Jezabel, se come su comida y se toma su vino. Después de este pequeño interludio nutricional, vuelve a salir para tirar el cadaver de Jezabel en algún pozo, pero descubre que sólo quedan de ella el cráneo, los pies y la manos. Los perros ya se habían comido todo.

2 REYES 10: Acab tenía setenta hijos. Jehú le manda cartas a los sirvientes de cada hijo, retándolos a que elijan al más fuerte de los hijos de Acab y lo pongan como rey, para que vaya Jehú a matarlo. Esta gente es intimidada por la audacia de Jehú y deciden rendirse, entonces él les ordena que decapiten a sus amos y le manden sus cabezas. Ellos lo hacen así. Estos sirvientes son súper veloces para traicionar a sus amos, cada vez es más difícil conseguir buena servidumbre.

Después de esto, Jehú busca y mata a todo familiar que quedara de Acab, no quedaron ni los primos terceros. También degolló a los 42 hermanos de Ocozías. Después de esto, va a Samaria y le manda un mensaje a todo el pueblo:

Y juntó Jehú todo el pueblo, y les dijo: Acab sirvió poco a Baal; mas Jehú le servirá mucho.

Manda a juntar a todos los profetas y sacerdotes de Baal para hacerle un sacrificio sin igual. Amenaza que el sacerdote que no atienda esta ceremonia será asesinado. Vienen de todo Israel los sirvientes de Baal, y llenan completamente el templo. Entonces comienza la fiesta y los sacerdotes se ponen a hacerle sacrificios a su dios.

Jehú pone a sus hombres afuera del templo y les advierte que si dejan escapar a uno solo de los adoradores de Baal, ellos morirán en su lugar. Cuando acaban de hacer los sacrificios, los ochenta hombres de Jehú entran al templo y despedazan con sus espadas a todos los sacerdotes de Baal. Luego destruyen el templo junto con todos sus ídolos.

Después de todo esto, Jehú no dejó de pecar contra los mandamientos de Dios, porque le faltó destruir los ídolos gigantes de becerros dorados que había construído Jeroboam. ¡Tanto esfuerzo para nada! Dios continúa castigando a Israel por medio de los Sirios, que invaden y atacan por todos lados, quitándoles territorios y esclavizando a los hebreos.

2 REYES 11: Mientras tanto, en Judá: Atalía, la madre de Ocozías, mata a los hijos del rey que se acaba de morir, para que ella pueda reinar. Pero uno de ellos, Joás, sobrevive porque su tía lo escondió en el templo.

Pasan seis años y el sacerdote Joiada hace un golpe de estado. Con el apoyo del ejército nombra a Joás como rey y mata a Atalía. También destruyen los templos de Baal y matan a sus sacerdotes.

2 REYES 12: Joás usa el dinero de los sacrificios para hacerle reparaciones al templo de Dios. 

Hazael, el rey de Siria, invadé a Judá. Joás usa una gran parte del tesoro para sobornarlo y él se va. Joás es traicionado y asesinado por sus sirvientes. Amasías hereda su reino.

2 REYES 13: En Israel, pasan varias generaciones de reyes, con quienes Dios sigue enojado porque siguen adorando ídolos. Los sirios siguen atacando y matando israelitas. 

Eliseo está enfermo y se prepara para morir. Antes de que muera, el rey actual de Israel va a consultarlo, porque está desesperado de ser abusado por los sirios. Eliseo le dice al rey que agarre su arco y flechas, y dispare contra el suelo. El rey dispara tres flechas que se clavan en el piso. Eliseo se enoja, porque quería que disparara más veces, como seis o siete (nunca le comunicó este detalle al rey), si hubiera hecho esto, entonces habría erradicado a los sirios. Pero como sólo disparó tres veces, entonces solamente vencerá en tres batallas, sólo para volver a perder contra ellos. Tal vez el profeta debería de comunicar sus deseos con más precisión. Después de esto se muere.

Cuando entierran a Eliseo, otras personas están tratando de enterrar a otro cadáver, pero de repente llega el ejército de Siria a atacar, y ellos salen corriendo despavoridos. El cadáver se cae en la fosa donde está enterrado Eliseo, y cuando toca sus huesos (quién sabe por qué Eliseo se descompuso hasta los huesos tan rápido, tal vez es como un Jedi) el muerto revive. Esto no tiene nada que ver con el resto de la historia, es sólo algo raro que sucedió.

Dios según esto que se apiada con los israelitas, quesque por amor a ellos, y les permite ganar las tres batallas contra los sirios. Dios es el que está controlando a los sirios para que maten a los israelitas, entonces si en verdad los quisiera tanto, podría hacer que los sirios no los ataquen en primer lugar. Pero ya ven como "Dios trabaja de maneras misteriosas".

¡Eso fue mucha matanza! Bueno, disfruten de sus fiestas escalofriantes, y procuren no cometer demasiadas herejías o blasfemias.