PANCHO LEE LA BIBLIA PARTE 5: AACWOUCVQWBOUVONIVVNI

Me comienzo a dar cuenta que leer y resumir todo este libro va a ser una tarea herculeana -jajaja, "culo"- . Según mi Kindle apenas llevo 3%. Pero soy valiente, mi integridad como artista, periodista y líder de opinión no me deja desistir. ¡Acompáñenme en esta aventura bíblica!

GÉNESIS 35: Habían pueblos persiguiendo a Jacob pero le reza a Dios y todo se arregla. Rebeca se muere en el parto de un hijo más. También se muere Isaac.

GÉNESIS 36: De ahora en adelante, cuando en un capítulo no pase nada y sólo enlisten generaciones y linajes, lo clasificaré como un capítulo mierda. Este es un capítulo mierda.

GÉNESIS 37: Entre la miríada de hijos de Jacob, uno de ellos es José, que es especial y diferente a todos los demás. Jacob lo quiere más porque le fabrica ropas de muchos colores. A sus hermanos no les cae muy bien esto, y un factor agravante es que José es de esos niños cagantes que le cuentan sus sueños a las personas a pesar de que nadie muestra interés:

"Y Soñó José un sueño y lo contó a sus hermanos; y ellos vinieron a aborrecerle más todavía.
Y él les dijo: Oíd ahora este sueño que he soñado:
He aquí que atábamos manojos en medio del campo, y he aquí que mi manojo se levantaba, y estaba derecho, y que vuestros manojos estaban alrededor, y se inclinaban al mío."

¿Ya ven?

Los hermanos se enojan porque interpretan que José se siente superior a ellos. Pero José no capta o no le importa el enfado de sus hermanos y les sigue contando sueños similares, donde él es muy importante y todos se inclinan ante su presencia.

Un día de esos, todos los hermanos están pastoreando a las ovejas. Cuando ven que José se acerca, planean matarlo y arrojarlo en una cisterna. Está bien que el huerco es antipático pero esa reacción es un poco exagerada, ¿no creen? El mayor de los hermanos, Rubén, reflexiona, y convence a sus hermanos de no matarlo. En vez de eso van a vender a José como un esclavo a unos egipcios que van pasando por ahí. Desnudan a José de sus ropajes tecnicolor y se lo venden a los egipcios. Para encubrir esta violación flagrante de los derechos humanos, razgan la ropa de José y la tiñen con la sangre de un cabrito que se comieron. Le dicen a Jacob que José fue devorado por lobos. Jacob se puso muy triste.

Los egipcios venden a José a el capitán de la guardia del Faraón.

GÉNESIS 38: Esta historia es un poco complicada. Judá tiene tres hijos: Er, Onán y Sela. Er se casa con una mujer llamada Tamar, pero inmediatamente nos dicen que Er "fue malo a los ojos del SEÑOR, y lo mató el SEÑOR". Así sin ninguna explicación, Dios lo mató a la chingada. Entonces Judá le ordena a Onán que se case con Tamar y que tenga hijos con ella, supongo que es una más de sus preciosas tradiciones. Pero Onán no quiso tener hijos, entonces practicó el coitus interruptus y cayó su semen al piso. Pero a Dios no le gusta eso y asesina también a Onán. Entonces Judá le ordena a Tamar que se espere a que su último hijo, Sela, crezca y se case con ella.

Pero Sela creció, y no se había casado con Tamar. Entonces Tamar se quita los vestidos de su viudez, se cubrió con un velo y salió a la calle. Judá la ve y piensa que es una prostituta. Le ofrece tener sexo con ella a cambio de un cabrito, y le da su anillo y algunas prendas como garantía. Tamar acepta y conciben a un hijo. En ningún punto de esto se da cuenta Judá que está teniendo sexo con su nuera. Esta gente es muy buena para no darse cuenta de con quién  están teniendo sexo.

Después de todo esto, Judá va con el cabrito a pagarle a la prostituta pero no la encuentra. De regreso le vienen con el chisme de que su nuera es una fornicadora, y está embarazada a causa de esto. Judá sigue siendo afligido por la miopía mental y no se da cuenta de lo que está pasando. Ordena que manden a Tamar a que sea quemada viva, un castigo justo y ecuánime. Pero Tamar le muestra a Judá el anillo y las prendas que le dió como garantía, y Judá por fin agarra la onda. Dice que lo que hizo Tamar fue justo, porque él le había prometido que se casaría con Sela y no le cumplió. Así que todos contentos. Tamar da a luz a unos gemelos.

GÉNESIS 39: José es comprado por un egipcio llamado Potifar, el capitán de la guardia del Faraón. Resulta que José es extremadamente talentoso, atractivo, y todo lo que hace le resulta bien, y por eso Potifar lo nombra mayordomo de su casa, José administra todo lo que sucede en la casa del egipcio. La mujer de Potifar trata de seducir a José, pero él no cae en las tentaciones. La mujer es persistente y en una de esas le arranca la ropa a José (todo el mundo le arranca la ropa, es muy desafortunado ser bello), él huye y la señora se queda con su ropa. La esposa de Potifar se enoja porque José no la pela e inventa que José trató de violarla cuando no había nadie en la casa. Potifar se lo cree y manda a José a la cárcel. Sin embargo, José es tan agraciado que se vuelve el favorito del jefe de la cárcel, y se vuelve el encargado ahí también.

GÉNESIS 40: Entran a la cárcel dos sirvientes del Faraón: el maestresala y el panadero. Ambos tienen sueños extraños en la cárcel y le piden a José que los interprete, ya que han escuchado de su talento. José escucha el sueño del maestresala e interpreta que en tres dias recuperará el favor del Faraón y volverá a servirlo, y José le pide que cuando sea liberado, le hable de él al Faraón para que lo libere, porque ha sufrido muchas injusticias. 

El panadero le cuenta su sueño a José, pero la interpretación es distinta en este caso: en tres días van a colgar al panadero de un árbol para ejecutarlo. Las predicciones se vuelven verdad, cuelgan al panadero y liberan al maestresala, pero este no se acuerda de José.

GÉNESIS 41: El Faraón tiene unos sueños marihuanos, y le pregunta a los sabios y magos de su corte para que los interpreten, mas nadie lo puede hacer. Es entonces cuando el maestresala se acuerda de José y le cuenta al Faraón sobre él. El Faraón manda a que saquen a José de la cárcel y lo lleven a él. Le cuenta sus sueños a José y él los interpreta así: Los siguientes siete años en Egipto serán de gran abundancia, pero les seguirán siente años de sequía. Es necesario que conserven los granos que se cosechan durante los primeros siete años para que haya comida después. El Faraón queda maravillado del talento y sabiduría de José, y lo nombra su segundo al mando, para que administre todo lo que sucede en Egipto. ¿Ya ven? Este libro no es tan malo, es posible que alguien triunfe sin estafar, extorsionar o atropellar a su prójimo.

La profecía de José se cumple, hubieron siete años de abundancia en los cuales conservaron los granos, y cuando comenzaron los años de hambre, abrieron los graneros para venderle a todo el que llegara a pedir.

GÉNESIS 42: En Canaán también hay una sequía terrible, y Jacob manda a todos sus hijos a Egipto para que compren trigo, sólo se queda Benjamín con él. Llegan con José a comprarle grano, ellos no lo reconocen pero él sí. José se acuerda de lo que soñó en aquellos días antes de que lo vendieran como esclavo, y acusa a sus hermanos de ser espías. Ellos se defienden y le dicen que no son espías, vienen de Canaán y son hijos de Jacob, y tienen otro hermano que se quedó con él, y uno más que murió. José mete a uno de ellos a la cárcel y los demás tienen que ir por el otro hermano, si regresan, significa que decían la verdad y liberará a su hermano. José no se quiere ver tan malvado y llena los costales de sus hermanos de trigo, y en los costales regresa el dinero que pagaron.

Los hermanos regresan y le cuentan a Jacob todo lo que les pasó. Jacob les echa la culpa de que ahora se ha quedado sin otro de sus hijos, y les impide regresar con el hermano que se quedo por miedo a que se pierda alguien más.

Hasta aquí llega la reseña bíblica de esta semana. ¿Qué pasará con José y sus hermanos? Tendrán que regresar la siguiente semana, y si mi mente no se ha atrofiado para entonces, seguiré leyendo la Biblia para que ustedes no tengan que hacerlo.